Bitacora del huerto urbano, Desarrollo Comunitario, Ecotecnologías, Ruralidad

Bitacora del huerto urbano. Brócoli. Plagas a los 60 días.

* Les dejo un video en la siguiente imágen para que noten como se aparecio.

VIDEO Gusano del cól (brócoli). Pieris rapae

VIDEO Gusano del cól (brócoli).
Pieris rapae

 

Después de los primeros 50 días que pasaron desde el trasplante. Siguen creciendo 24 plantas.

Habíamos comentado que en principio murieron dos de ellas, pisadas por animales callejeros, pero se sustituyeron.

Esperamos en principio cosechar a los 90 días, sin embargo para el día número 60 aparecen las primeras plagas.

Se trata del gusano del col (Pieris rapae). Esta vez en forma de oruga de un color verde aterciopelado, que logra camuflaje muy fácil con las hojas del col o en este caso el brócoli.

Gusano del col (brócoli)

Gusano del col (brócoli)

Aunque el color es muy bonito y es su etapa adulta como mariposa es de un color blanco que parece inofensivo, cuando están en su etapa de larvas son muy voraces y pueden acabar fácilmente con el esfuerzo invertido en el pequeño huerto (o gran huerto, de acuerdo el caso).

La manera de identificarlo es observar de vez en cuando el cultivo, tanto en la parte superior de las hojas como por la parte de atrás, si notas en las hojas huevecillos de color amarillo o que las hojas están mordidas, muy probablemente se trata de este insecto.

Es el momento de poner manos a la acción ya que si no se hace en poco tiempo, la planta perderá el follaje, podrán comerse las flores que esperamos del brócoli y puede morir la planta (claro junto con ella la posibilidad de disfrutar de esos brócolis).

En este caso encontramos hojas mordidas y tras buscar entre ellas ¡ahí estaba! Estos gusanos producen una especie de telaraña que los ayuda a fijarse de las hojas, así que no había duda.

Lo que sigue entonces es poner manos a la obra para controlar estos gusanos incomodos. Ya contaremos la alternativa encontrada y los resultados.

El día que encontramos estos gusanos (21 de febrero 2015) la temperatura fue de 30° máximo y minino de 8°.

 

Saludos!

Rodrigo Rodríguez

@roldrigo

@comiensaenred

Facebook: comiensa

Perfil en linkedin

You tube canal comiensa

Estándar
Bitacora del huerto urbano, Ecotecnologías

Brócoli. 11 de febrero 2015. 50 días después del trasplante

50 días después del trasplante.

Foto: Rodrigo Rguez

Brócoli a los 50 días de trasplante. Foto: Rodrigo Rguez.

Han pasado 50 días desde el trasplante del brócoli.

Hasta ahora se han sustituido dos plantas, ya que las anteriores murieron en el intervalo, al parecer pisadas por algún animal callejero (les recuerdo que no está al interior de una propiedad sino en un espacio recuperado).

En un principio se sembraron 25 brócolis, ahora después de reponer los perdidos volvemos a tener esa cantidad pero dos de ellas tienen una semana de trasplante.

Foto: Rodrigo Rguez

Dos camas de cultivo: Brócoli. Foto: Rodrigo Rguez

Tenemos dos camas de trasplante en la primera se ha dejado crecer algunos jitomates y lechugas, que han surgido de la composta, en la segunda se ha mantenido “limpia” respetando que exista únicamente el brócoli.

 

El riego lo estamos haciendo cada tercer día, esperando que sea constante este intervalo, para evitar la falta de humedad y una floración precipitada.

El día de hoy (11 febrero 2015) tenemos una sensación térmica de 27°C, y una humedad del 44%.

En un principio esperamos cosechar en 90 días, por lo que faltan 40 para que esta proyección culmine.

Saludos!

Rodrigo Rguez

 

@roldrigo

@comiensaenred

Facebook comiensa

Perfil en linkedin

Estándar
Desarrollo Comunitario, Ecotecnologías, Psicología Social

“Nos venimos de Capilla porque allá no había vida, y yo creo que aquí la vamos a dejar” El huerto urbano como una manera de reencontrarse con el origen, con la actividad que mantiene vivo.

 

Por: Mtro. Rodrigo Rguez.

IMG_3174La colonia Ladrillera es, como lo dice en su nombre, un lugar donde la principal actividad económica es la producción de ladrillo y algunas artesanías.

Está enclavada en la periferia de la Zona Metropolitana de Tonalá, “La Villa Alfarera”. A pesar de la destreza en la producción de artesanía y de ladrillo, sus habitantes no son quienes gozan de las ganancias económicas producto de su esfuerzo. Por lo general trabajan para un intermediario que vende la plusvalía de lo elaborado.

Esta zona tiene en su historia varios intentos de desalojo promovidos por inmobiliarias que ven en estos terrenos la forma de maximizar sus ganancias ampliando la plancha de concreto para construir viviendas a nuevas familias que lo demandan.

Aun con estos intentos de desalojo, ya va la tercera generación de la familia viviendo en la Ladrillera. Incluso uno de sus hijos nació justamente ahí, en el patio de la casa donde hoy tiene el huerto. Don Pancho es uno de los fundadores.

Cuando recuerda el lugar de su origen comenta cigarro en mano, que si bien se recuerda la tierra, no se olvida que migrar es una manera de no morirse de hambre.

La elaboración de ladrillo no es tarea nada fácil, “te friega mucho, es muy pesado, pero en allá lo quieren contratar a uno pa’ acarrear el estiércol a la labor en canastas pizcadoras. Todo pa’ que te paguen un peso o uno cincuenta el viaje”. Razones como esta llevan a Don Pancho a aprender nuevas formas de ganarse la vida, “”Nos venimos de Capilla porque allá no había vida, y yo creo que aquí la vamos a dejar”.

Don Pancho tiene un gusto por la producción de hortaliza, actividad que aprendió del padre y que comprendió que ayuda a completar la comida del día al día. Esta misma actividad y el amor por ella la ha trasmitido a los hijos y a los nietos.

Ellos mantienen en conjunto lo que visto desde el asfalto parece imposible, un huerto metido en la ciudad que todavía tiene la posibilidad de completar la necesidad diaria de alimentos.

Estándar
Bitacora del huerto urbano, Desarrollo Comunitario, Ecotecnologías

22 diciembre 2014. Trasplante brocoli

Foto: Rodrigo Rguez

Brócoli, listo para el trasplante.

Guadalajara tiene un clima templado subhúmedo con lluvias en verano, por lo que en el invierno se puede aprovechar para la siembra de brócoli (Brassica oleracea var. botrytis), el periodo de siembra va noviembre a diciembre según datos publicados por FAO (FAO, 2006) .

En este caso utilizamos las camas de cultivo preparadas con la composta simple realizada en casa con restos del jardín y de la cocina, cabe mencionar que a esta composta se han incorporado algunas lombrices rojas californianas (Eisenia foetida), que se han dejado libremente en las camas que se han ido preparando.

Hemos sembrado 25 brócolis distribuidos en dos camas de cultivo, la primera con una dimensión de 1 mt. por 90 cms., en la cual se se trasplantaron 9 plántulas; en la segunda cama que tiene dimensiones de 1.20 mts. por 1.60 mts. se colocaron 16 plántulas. La distancia entre plántulas es de aproximadamente 35 cm.

El día de siembra tuvimos una sensación térmica que fue de los 9°c la menor a 24 °c la mayor.  con una humedad del 78%.

Se espera cosechar aproximadamente en 90 días.

 

 

Fuentes:

FAO. (2006). Calendario de cultivos. América Latina y el Caribe (Vol. 186). Roma: FAO.

 

 

 

 

 

Estándar
Bitacora del huerto urbano, Desarrollo Comunitario, Ecotecnologías

22 diciembre 2014. Preparado de camas para siembra de invierno

Foto: Rodrigo Rguez

Composta que nutrirá las camas de cultivo de invierno

Actividad. Preparado de camas. Con la composta que ya se encuentra en condiciones de ser incorporada a la tierra, se preparan las camas de cultivo que recibirán la siembra de invierno. En este caso se llenan las camas de cultivo que se hicieron con alambre y madera en desuso.

Foto: Rodrigo Rguez

Camas de cultivo de invierno preparadas

Foto: Rodrigo Rguez

Regado de las camas de cultivo para dar humedad necesaria para el trasnplante

 

2014-12-22 11.08.30

Camas de cultivo preparadas para recibir transplante. Los ladrillos que se observan en la orilla, son tambie desecho rescatado y utilizado para guardar suelo fertil.

 

Estándar
Bitacora del huerto urbano, Desarrollo Comunitario, Ecotecnologías

22 diciembre 2014. Composta.

Fotgrafias Rodrigo Rguez

Residuos de cocina y jardin van a dar al compostero.

Foto: Rodrigo Rguez

La composta que ya está lista para nutrir la tierra, se separa.

Actividad 1. Aireación del compostero.  Para facilitar que los microorganismos conviertan en composta los residuos del pasto y de la cocina. Se voltea la composta con ayuda de un azadón y una pala. Esta actividad se aprovecha para sacar la composta que ya está lista para nutrir camas de cultivo y se vierte nuevos residuos de cocina y jardín para generar nueva composta.

 

Estándar
Desarrollo Comunitario, Ecotecnologías, Estudios psicosociales y psicoantropológicos, Ruralidad

A propósito del año internacional de la agricultura familiar.

Logotipo de la conmemoración, sólo con fines ilustrativos

Logotipo de la conmemoración, sólo con fines ilustrativos

2014 ha sido nombrado como el “Año internacional de la Agricultura Familiar”, razón de más para reflexionar en torno a la suficiencia y soberanía alimentaria.

La FAO sugiere que la producción de alimentos se duplique para poder alimentar a la población mundial para el 2050, ante lo cual surge la duda de si esto será posible.

Partamos de la imagen de dos cereales básicos a nivel mundial: El arroz y la soya, de los cuales podemos dar cuenta del aumento exponencial en sus precios.

crecimiento en precios de productos

Los productos básicos en general se han encarecido por diversas razones entre las que encontramos las siguientes:

  • La producción de alimentos no es del todo eficiente ya que para producir una caloría de producto animal se deben utiliza tres de origen vegetal.
  • Hay una creciente vinculación de los productos agrícolas y los energéticos (el incremento de la demanda de energía está presionando la necesidad de utilizar tierras para producir energía, se están usando tierras que era para productos alimentarios).
  • El modelo de económico capitales y el enfoque de desarrollo de tecnificación aumentan la demanda de energía, (fertilizantes, maquinarias, etc). Es decir que la producción de energía determina directamente el precio de los productos.
  • El sistema agroalimentario cada vez está más sometido a presiones macroeconómicas ya que cada vez está más integrado a la economía global, lo que estrangula a los mercados locales y de proximidad.
  • El campo enfrenta presiones políticas, económicas y regulaciones en el derecho de acceso a la tierra y acceso al agua.
  • Las fuertes transferencias transnacionales para compra de tierras, especulan con los productos agroalimentarios como si fueran acciones o productos financieros.
  • La oferta de productos agrícolas ha disminuido como consecuencia de la disminución de los rendimientos por el cada vez más precario y caro acceso a los recursos naturales.
  • En términos de negocios, los “green bussines”, promovidos por tecnificación, comienzan a dejar más secuelas que dinero.

En general, encontramos que hay un cambio estructural de los mercados agroalimentarios por causa de factores, políticos sociales y económicos de orden mundial, (global).

En México desde la década de los 80´s se han venido realizando una serie de medidas encaminadas, sobre todo, a la inyección de recursos para la tecnificación del campo. De hecho era una tendencia desde los 40´s cuando se inicia con el cambio de los arados tradicionales, por los arados de metal.

A pesar de la gran cantidad de recursos invertido (aunque podría decirse “gastado”), la producción en México ha venido en detrimento de los pequeños agricultores y beneficiando  a la gran industria, con sus recursos económicos, sus transnacionales, sus políticas de súper especialización del suelo, convirtiendo el mapa de producción en territorios de monocultivo.

Sobre todo es un problema de gestión  de los recursos, y claro, de malos manejos de los mismos.

A pesar de lo apabullante de los datos, la vuelta a la agroecología, a la visión campesina y a la apuesta por los mercados locales parece ser la alternativa más viable que tiene el ciudadano y campesino común para enfrentar a los monstruos de la producción de alimentos.

Mtro. Rodrigo Rodríguez

comiensa@hotmail.com

Twitter: @roldrigo

Estándar
Desarrollo Comunitario, Ecotecnologías, Psicología, Psicología Social, Ruralidad

“Yo me baño los domingos lo necesite o no” Estrategias compensatorias en torno a la insuficiencia de acceso optimo al agua.

recipientesDesde la psicología de la sustentabilidad se escribió un texto llamado: “Los estilos de vida en torno a las problemáticas hídricas”(García Lirios, 2012), este texto hace algunas reflexiones en torno al uso de estrategias compensatorias en relación a la dificultad de acceso al agua. Cabe mencionar que esta dificultad es resultado de un uso insustentable del recurso y de una marginación que parece normalizada.

A partir de la revolución industrial se inicia un consumo desmedido de agua, producto de la tecnificación en pos del desarrollo. A pesar de que existen ciclos naturales en la disposición de agua, relacionados con temporales de sequia o inundaciones, el uso irracional genera nuevas y diversificadas formas para hacerse del vital líquido.

La inequidad en la disposición de agua generó que se construyeran estilos de vida austeros, altruistas o contractuales.

La carencia de recursos y el peligro de su perdida han sido la principal razón para la adopción de estilos de vida en favor de su preservación. Es decir la implementación de estrategias para hacer frente a la carencia.

El crecimiento exponencial de la población trae consigo  el aumento indiscriminado del almacenamiento, lugar en donde se sitúan los megaproyectos como el caso de las presas. En este almacenamiento indiscriminado los mayores afectados son los que históricamente han sido marginados o excluidos de su completo aprovechamiento. Quienes pagan menos por el agua consumen más y quienes pagan más por ella consumen menos.

Las comunidades y los barrios periféricos de las urbes son quienes más tienen que buscar alternativas para la reparación de fugas o la construcción de formas de explotación almacenamiento y distribución del agua. Por su parte quienes tienen acceso más fácil al recurso tienen mayor derroche o no prestan atención a las fugas.

Las ciudades por antonomasia son las mayores consumidoras de agua, las que más la despilfarran y las que menos captación logran, además son las mayores consumidoras de agua virtual, es decir el agua que va en los alimentos y productos que consumen.

La desigualdad en el acceso al agua ocasiona una lucha desleal e ilegal por hacerse del recurso.

Algunos han propuesto que el agua incluya costos ambientales de oportunidad, financieros, distributivos, operativos y de mantenimiento.

La marginalidad trae como consecuencia la falta de servicios, el acceso insuficiente al agua es uno de los resultados de esta marginación.

Se espera que en promedio una persona consuma 200 litros de agua diario. Esto puede calcularse multiplicando el total de habitantes de un hogar por 200 litros de agua y contratarse con lo expresado en el medidor o recibo. Parte del problema es que las características de estas viviendas precisamente no tienen un medidor.

El consumo reducido parece ser la respuesta ante la infraestructura deficiente del servicio de agua potable. Así los recipientes comienzan a ser el foco de atención para determinar que tanto se ahorra agua, ya que estos recipientes determinan la cantidad de agua utilizada para bañarse, para el escusado, para el lavado de ropa y de trastes, además el almacenamiento se realiza generalmente en tambos o botes.almacenamiento

El 60% del total del agua en un hogar se va en el uso en el baño, así que esta estrategia compensatoria logra un alto ahorro.  Se puede observar además que la existencia de utensilios para el enjuague de ropa y trastes en conjunto genera la sensación de limpieza, en otras palabras no se enjuaga prenda por pendra o trasto por trasto, sino que todos los trastos van dar a un recipiente con agua y esto se percibe como que los trastos sumergidos están limpios. Lo mismo sucede con la ropa. Finalmente toda esta agua de reuso, va a dar al escusado, al riego de plantas o el lavado de pisos. El reúso de aguas grises entonces se convierte en una de las principales estrategias para el ahorro de agua.

Para muchos desde una mirada externa ver que en las familias sólo existe un día de ducha, que puede ser el domingo o un día festivo es fuertemente criticado, sin embargo se convierte en lugares con gran escases en una estrategia compensatoria, que tiene su propia lógica en la percepción de su necesidad y la expectativa de su consumo.

¿Has pensado cuánta agua es la óptima para usarse en tu hogar? Ojala que podamos contestarnos esa pregunta y elegir una alternativa como los sistemas de captación y almacenamiento de agua de lluvia, sistemas que además pueden implementarse tanto en medios urbanos como rurales.

@roldrigo

García Lirios, C. y. o. (2012). Los estilos de vida en torno a las problematicas hídricas.

Estándar