Sociología

Zettelkasten: Notas para la reflexión

Imagen con fines ilustrativos toamda de https://pixabay.com

Antes que nada quiero decir que las ideas que aquí se contienen no son propias, son notas resultado de la Conferencia: Zettelkasten: Las técnicas de uso de información y archivo. que con gran claridad expuso el Dr. Rafael Morales Gamboa (UDG- Virtual) (Morales Gamboa 2021), quien merece el crédito.

Son notas que me permiten regresar a este viejo blog con la intención de repensarlo como tal, como una bitácora que me ayuda a contener, sistematizar y compartir ideas y fuentes de información posible.

Resumiré entonces algunas ideas, con la invitación de ir a escuchar su conferencia e interesarse por el aporte de Zettelkasten de Luhmann.

Si bien, el trabajo de Luhmann y sus aportes son muy nutridos, se pueden identificar tres grandes aportes para este caso.

1) La teoría de sistemas y derivados

2) El trabajo interdisciplinar; y

3) Su método para organizar información y sacar provecho de ella: propiamente su Zettelkasten

Solemos escribir notas al margen en los artículos y libros, sin embargo, casi nunca los recuperamos. No todos
tienen una base de datos para recuperar referencias.

Escribimos con diferentes propósitos, en mi caso puedo identificar que lo hago cuando necesito producir un documento, eventualmente lo hago en este blog y (aunque quizás no es lo más atinado) suelo compartir ideas por medio de redes sociales.

Sin embargo, ¿a dónde van mis notas? Particularmente suelo tener una serie notas en la computadora, en sticky notes, al margen de los libros leídos, en los artículos electrónicos como subrayados o “notas emergentes”, cuadernos y varias hojas sueltas, que cierto, luego cuesta trabajo recuperar.

Lo lamentable de esto, es que estas notas solo las consulto eventualmente (por ejemplo, para producir un documento). Aunque algunas veces logro hacer conexiones entre ellas de manera intencionada, francamente nunca las modifico.

Es muy valioso reconocer que en la concepción de Luhmann, la información se organizaba para toda la vida, no para un artículo a producir, no pensando en el uso inmediato de la información. Era una construcción de larga data, PARA TODA LA VIDA.

Me considero un usuario con mediana expertise en el uso de programas y paquetes de programas (como office o similares) y conozco y utilizo algunos gestores de referencias (como Endnote, Mendeley, Zotero). Este es un buen punto de partida, más no pretexto para no iniciarlo de manera sistemática, seguramente esas notas nunca serán perfectas, pero como dicen “mejor hecho que perfecto”.

Reconozco sobre todo la importancia de escribir “La práctica de pensar está asociada a la práctica de escribir”. Aunque a veces cuesta trabajo arrancar sobre la página en blanco, y volviendo a los dichos populares “mejor una pálida tinta que una brillante memoria”.

El ponente del que les hablo parafrasea a Luhmann: «mi archivo me dice cosas que ya había olvidado o que no había visto». Cierto, suele ser necesario el recurso del diálogo con las propias notas, con uno mismo, finalmente esas notas nos hicieron sentido cuando se escribieron.

Pero yendo al caso práctico:

Tenemos dos fuentes de información principales

  1. Lo que se nos ocurre (pensamos, reflexionamos): y
  2. Lo que leemos (vemos, escuchamos).

Qué hacer con ello:

1)   Mientras que con lo que se nos ocurre: se recomienda tomar, notas temporales, las cuales deberán ir a parar invariablemente al propio Zettelkasten.

2)   Notas sobre lo que leemos: Lo mejor será rescatar las referencias y notas de lectura.

Qué hacer ante una idea:

Pensemos que tenemos dos situaciones, la primera

1)   cuando no tenemos ese Zettelkasten a la mano. En este caso habrá que hacer uso de notas temporales, ya sea en papel o con algún recurso electrónico en algún gadget que lo permita

Pero en las segunda situación:

2)  cuando estamos en el diálogo (producción) del Zettelkasten. Habrá que extender la idea anterior sobre el mismo tema, modificar las notas existentes procurando un desarrollo histórico de la idea, o añadir una nueva nota cuando no se identifica con alguna ya creada, lo cual debe ser siempre vinculada a las referencias anteriores, finalmente nos fue significativa esa idea por algo.

Qué hacer en el proceso de lectura:

1)   Frente a la lectura: Tomar invariablemente la referencia a la fuente, siempre tratando de resumir la lectura en turno, tomar la idea central de lo escrito, los argumentos centrales, las citas textuales cuando sea indispensable, las críticas, pero dando prioridad a la idea propia, recordar en este punto que buscamos un diálogo con las propias ideas.

2)   Cuando estamos en el diálogo (producción) del Zettelkasten, siguiendo lo dicho antes. Habrá que extender la idea anterior sobre el mismo tema, modificar las notas existentes procurando un desarrollo histórico de la idea, o añadir una nueva nota cuando no se identifica con alguna ya creada, lo cual debe ser siempre vinculada a las referencias anteriores, finalmente nos fue significativa esa idea por algo.

Qué características tienen las notas en el Zettelkasten:

El Dr., Morales sugiere lo siguiente:

  • ·       Las notas en el Zettelkasten. deben ser atómicas, es decir hablan de algo en específico.
  • ·       Son autónomas, de tal manera que se pueden leer de forma separada e independiente pero se conectan a otras notas, desde luego, siempre explicar por qué.
  • ·     Se deben utilizar palabras propias, y dejar las anotaciones textuales solo cuando sea realmente necesario
  • ·       Ha de cuidarse que la redacción de notas sea clara y suficiente.
  • ·       Se debe anotar la referencia de donde surgió la idea
  • ·       Deben colocarse las ideas propias, lo cual es fundamental en esta construcción reflexiva
  • ·       La estructura que toma el propio Zettelkasten es orgánica, no sigue las normas predeterminadas como lo sería en el caso de una biblioteca.
  • ·       Nunca se borran estas notas, en todo caso se suman e integran a las anteriores.
  • ·       Eventualmente se pueden colocar notas de resumen, que integren varias notas anteriores y permiten pequeños cortes.

Los recursos tecnológicos.

Las tecnología puede ser una gran aliada en este proceso, y durante la conferencia a la que he estado haciendo referencia se presentan algunos gestores de bibliografía como Zotero, Mendeley, EndNote, entre otros. Además, existen gestores de notas que se pueden explorar, tal es el caso de One note, Ever note, Nuclino,
y otros tantos más.

Cierro esta entrada en el blog de la misma manera inicié, dando todo el crédito al Dr. Rafael Morales (a quien no tengo el gusto de conocer personalmente); y a quienes organizan el seminario virtual en que pude escuchar esta interesante conferencia.

Referencias

Morales Gamboa, Rafael. 2021.“Zettelkasten: Las técnicas de captura de información y archivo.” Presentado en Seminario Internacional de Sistemas Sociales, Redes y Complejidad, enero 30, Guadalajara Jalisco.

Estándar
Fichero de conceptos, Sin categoría

Economía Popular y Solidaria

Con Economía Popular Solidaria (eps) (Coraggio, Arancibia y Deux, 2010) nos referimos a ese rico y heterogéneo abanico de iniciativas de trabajo y producción asociativas, autogestionadas, basadas en la cooperación; así como sus redes, agrupamientos, federaciones y movimientos. Pero también, a las instituciones de apoyo a este sector, como organizaciones sociales y sus articulaciones institucionales público-privadas, que despliegan una gran diversidad de dispositivos de promoción de la eps, como la formación y capacitación, el financiamiento, la comercialización, la asistencia técnica, etcétera.
Destacamos esta concepción de la eps que, si bien es solo una parte del subsistema más amplio de Economía Social Solidaria, hace foco en las experiencias de la economía popular que son asociativas y autogestionados por sus trabajadorxs, sean mercantiles o no.

Fuente

Arancibia, I., Chavez Lunaq, L., & Maidana, D. (2015). Malas prácticas. Desafíos teóricos, políticos y metodológicos de presentar experiencias de Economía Popular Solidaria [Producto del proyecto “Malas Prácticas”: Estudio de Casos Signi-ficativos de Economía Popular Solidaria en Argentina y Latinoamérica].

Estándar
Fichero de conceptos, Ruralidad, Sociología

Agroecología

“…un nuevo campo de conocimientos, un enfoque, una disciplina científica que reúne, sintetiza y aplica conocimientos de la agronomía, la ecología, la sociología, la etnobotánica y otras ciencias afines, con una óptica holística y sistémica y un fuerte componente ético, para generar conocimientos y validar y aplicar estrategias adecuadas para diseñar, manejar y evaluar agroecosistemas sustentables…” (Altieri, 1995)

.Bibliografía

Altieri, Miguel (1995) «Agroecology: the science of sustainable agriculture». Second
edition.

Estándar
Desarrollo Comunitario, Psicología Social, Sociología

La transcripción es una tarea compleja en la investigación*

Por: Rodrigo Rodríguez

Imagen como apoyo tomada de http://cort.as/-PFwV

Dentro de las múltiples tareas que requiere la investigación, algunas se vuelven invisibles o poco se habla de ellas por considerarse sin relevancia. Es el caso de las tareas de transcripción.

Paradojicamente, la transcripción de entrevistas personales o en grupos de discusión que han quedado registradas en equipos electrónicos requieren buena parte del tiempo de investigación. Sólo por pensar en un cálculo rápido, se dice que, por cada hora de entrevista grabada, se necesitarán de dos a tres horas para su transcripción de acuerdo a la complejidad del tema, la calidad del audio y la cantidad de participantes.

Dejar evidencia de entrevistas o diálogos que se recogen en la investigación es el preámbulo al análisis, las transcripciones son utilizadas cómo evidencia de tal interacción, como registro sobre el cual se hacen anotaciones al margen o se toma lo substancial de acuerdo a los temas investigados, o como recurso al cual pueden acceder otros investigadores interesados en los hallazgos. Sea cualquiera de los fines dichos, también generan una historia escrita sobre fenómenos sociales, procesos complejos y trayectorias de vida de los entrevistados.

Más se puede decir de las transcripciones, por ejemplo, el hecho de que es aquello de lo cual ha quedado un registro donde se puede recrear los hechos, generar análisis y preservar información valiosa.  Follari nos dice que de una transcripción a otra los textos pueden variar y por tanto la “realidad” que las transcripciones guardan (Bassi Follari, 2015).                 

La reflexión de Follari es fuerte, puesto que deja ver que la transcripción es un momento de la investigación que también produce realidad. 

Visto en su importancia la transcripción no es una tarea pequeña, sino que se equipara con los otros momentos de la investigación.

Si la transcripción es una tarea con tanta importancia y la manera en que los audios se convierten en textos es crucial para la investigación, lo ideal será entonces seguir un método para transcribir. Realizar estos escritos representa tareas, que si bien son apoyadas por  medios digitales a partir de múltiples herramientas (software, equipos de audio, video y computo)  requiere tomar decisiones constantemente en cuanto a la codificación utilizada tanto para el lenguaje verbal como para las sutilezas del lenguaje no verbal. La entonación, la intencionalidad, el uso de muletillas, el acento o incluso los silencios habrán de tener una manera de expresarse en el texto.

Follari propone una manera adaptada del código de Gail Jefferson para realizar transcripciones en ciencias sociales. El texto por si mismo ayuda a comprender la complejidad de la tarea y descifrar maneras pragmáticas que ayuden al análisis y la interpretación.

Las horas que inviertes (o delegas ) en transcribir son un momento clave para cualquier investigación.


* Texto basado en la lectura de  Javier Ernesto Bassi Follari: El código de transcripción de Gail Jefferson: adaptación para su uso en ciencias sociales.


Bibliografía consultada: Bassi Follari, J. E. (2015). El código de transcripción de Gail Jefferson: adaptación para las ciencias sociales. Quaderns de Psicologia, 17(1), 39–62. https://doi.org/10.5565/rev/qpsicologia.1252

La transcripción es una tarea compleja en la investigación*

Minientrada
Economía, economía solidaria, Fichero de conceptos, Sin categoría, Sociología

Trueque

«es el intercambio de objetos que se efectúa sin una referencia al dinero y con la máxima reducción posible de costos de transacción sociales, culturales, políticos y personales». (Appadurai, 1991 p. 24 )

Appadurai, A. (1991). Introducción: Las mercancias y la política del valor La vida social de las cosas. Perspectiva cultural de las mercancias (pp. 17-87). México Grijalbo.

Estándar
Sin categoría

Doble movimiento

«Las sociedades de mercado consisten en dos movimientos opuestos: EL movimiento Laisses- faire hacia la expansión del alcance del mercado y el contramovimiento protector que surge de la resistencia al desarraigo de la economía».

Ponlanyi, K. (2017). La gran transformación. Los orígenes políticos y económicos de nuestro tiempo. (E. Suárez, Trans. Kindle ed.). Madrid, España: Fondo de Cultura Economica.

Estándar
Sin categoría

Mercancías ficticias

Son aquellas que no fueron originalmente para venderse en el mercado. Así algunos ejemplos son: La tierra, el trabajo y el dinero.

Hay dos niveles de argumento. El primer es moral «es un error tratar a los seres humanos y la naturaleza como objetos cuyo precio se determine por entero mediante el mercado».

El segundo se centra en el papel del Estado para la economía: «las sociedades de mercados reales necesitan que el Estado desempeñe una función activa en el manejo de los mercados, y esa función requiere decisión de políticas; no puede reducirse a alguna suerte de función técnica o administrativa».

Ponlanyi, K. (2017). La gran transformación. Los orígenes políticos y económicos de nuestro tiempo. (E. Suárez, Trans. Kindle ed.). Madrid, España: Fondo de Cultura Economica.

Estándar
Fichero de conceptos, Sin categoría

Mercancías

«Mercancía es algo que se produce para venderse en el mercado «.

Ponlanyi, K. (2017). La gran transformación. Los orígenes políticos y económicos de nuestro tiempo. (E. Suárez, Trans. Kindle ed.). Madrid, España: Fondo de Cultura Economica.

«cualquier cosa destinada al intercambio» (Appadurai, 1991 p. 24)

Appadurai, A. (1991). Introducción: Las mercancias y la política del valor La vida social de las cosas. Perspectiva cultural de las mercancias (pp. 17-87). México Grijalbo.

Estándar
economía solidaria, Reseñas de libros, Sin categoría, Sociología

Carro de combate

Consumir es un acto político.
Comentario del libro: Carro de Combate. Por: Rodrigo Rodríguez

Esta es la premisa con la que parte el libro carro de combate, libro que nació del trabajo colaborativo de reporteros independientes interesados en la manera en que se produce buena parte de los alimentos y artículos que consumimos.

Pero, Carro de Combate va más allá y cuestiona el modelo de desarrollo orientado al “crecimiento infinito” como si los recursos con los que cuenta el planeta lo fueran. El trabajo periodístico realizado es valiente y exhaustivo, ya que se enfrenta a los intereses de grandes empresas que suelen ser  muy  opacas en sus formas de operación y se ocultan terciarizando sus actividades.

Las consecuencias negativas de este modelo de producción y consumo suelen llamarse técnicamente externalidades, es decir, se presentan como fallas ocasionadas por factores externos al modelo, sin embargo, se busca poner en duda el mismo modelo de desarrollo elegido, el cual por supuesto beneficia a quienes detentan el poder económico y controlan las cadenas comerciales desde la producción, la distribución y el consumo.

El libro muestra cómo es que a las corporaciones desarrollan estrategias, que son apoyadas y suavizadas por el marketing, repiten prácticas similares a las de la esclavitud para mantener los bajos costos de producción, pero además señala como ejercen presión económica y política a productores y gobiernos  para favorecer y estimula el apetito insaciable de cosas materiales, algo a lo que Platón llamaba: Pleonexia, lo cual consideraba una enfermedad.

Los autores ( Laura Villadiego y Nazaret Castro), nos llevan a realizar un breve recorrido desde la década de los 30’s del siglo anterior, pasando por los años dorados del capitalismo (1945-1970) para llegar al momento actual del llamado neoliberalismo, con el fin de adentrarnos a conocer la lógica que guía el modelo de consumo actual.

Pero además de entender la problemática, el libro hace un aporte más y es el de mostrarnos las alternativas al consumo que hacen varias organizaciones alrededor del mundo. Nos despoja de la sensación de indefensión y muestra que es posible otro modelo de producción el cual tiene como principal motor el consumo consciente de quienes demandamos bienes y servicios.

Repitiendo lo que los autores argumentan en su libro “si el consumo es un acto político, la primera batalla es la de la información”.

Sigamos en contacto
Cómo puedo apoyar este proyecto
Estándar